13 de marzo de 2019
Argentina

BASF destaca sus iniciativas para el uso responsable del agua

  • Una de las metas de la compañía es reducir el 25% del agua utilizada por tonelada producida hasta 2025, en comparación con 2016, en América del Sur
  • Soluciones para clientes que contribuyen con la reducción del consumo de agua incluyen los segmentos: automotriz, agricultura y cuidado del hogar
     

BASF está comprometida con el uso responsable del agua a lo largo de toda la cadena de valor, por eso estableció metas ambiciosas para sus plantas industriales en América del Sur.

Una de esas metas es la reducción del 25% del agua utilizada para cada tonelada de producto fabricado hasta 2025, tomando como base de comparación el año 2016. Sus resultados ya son consistentes, si se toma en consideración que, desde 2002, el consumo de agua por tonelada producida disminuyó en un 55%.

 

La reducción del consumo de agua es consecuencia de diferentes acciones que se han aplicado durante este período:

En Argentina, en la planta ubicada en Santo Tomé, se instalaron medidores de derrame de agua en el proceso productivo en vistas a intensificar el control de indicadores ambientales, mientras que en la unidad productiva de Poliuretanos en la localidad de Burzaco el agua de lluvia es utilizada para riego y lavado de camiones de carga.

 

Otros países, como Brasil, Perú y Chile también encararon iniciativas. En Brasil, desde hace años, se han implementado prácticas que han generado resultados significativos. En Guaratinguetá, el volumen específico de agua utilizado del Río Paraíba do Sul cayó en 81% en el período de 2002 a 2018; en Perú, por ejemplo, en la fábrica ubicada en Callao, se instaló un sistema de recuperación de agua de enfriamiento en los tanques de monómeros; en Chile - donde el 60% del agua disponible se utiliza para fines industriales y de agricultura – BASF aplica herramientas de gestión de recursos hídricos alineadas con la meta global de uso sustentable del agua en áreas propensas a la escasez hídrica.

 

Soluciones para la reducción del consumo de agua para el cliente y consumidor final

Las metas de sustentabilidad de BASF también son ambiciosas en toda su cadena de valor. Y en el centro de ellas se encuentran los clientes, que cada vez más exigen soluciones sustentables para poder cumplir con las exigencias de los mercados.

 

En el segmento del Cuidado del Hogar, se desarrolló un activo que permite colocar prendas blancas, de colores y oscuras en el lavarropas en una misma carga de ropa. Además de la enorme practicidad, la innovación Sokalan® HP56, que actúa como inhibidor de transferencia de colores, disminuye el consumo de electricidad, detergente, suavizante, además de que promueve la reducción de 1,1 mil litros en la cantidad de agua consumida por año, por residencia, lo que equivale al uso diario de cinco personas.

 

Para las ensambladoras de vehículos, el Ecoat CathoGuard® 800 permite reducir el consumo de agua en hasta un tanque de enjuague en la etapa de pintura de automóviles. El Ecoat es la primera capa del sistema de pintura que se le aplica al vehículo con la finalidad de protegerlo de la corrosión. Además del ahorro de agua, esta tecnología tiene características únicas que permiten que la línea de producción sea más sustentable: es a base de agua, no contiene metales pesados y garantiza protección con reducción de hasta 20% en la capa de pintura.

 

En las soluciones para construcción civil, se destaca Elastopave®, un sistema de poliuretano para pisos drenantes que funciona como un adhesivo que une agregados, como piedras, formando superficies resistentes, duraderas y altamente permeables. Este tipo de revestimiento es un aliado para los constructores que buscan minimizar el impacto de la lluvia y evitar estancamientos e inundaciones. Al posibilitar un 90% de permeabilidad, permite que el cauce del agua no se altere y drene hacia las napas. Si el suelo natural que se encuentre debajo es absorbente, capta el agua y permite que siga su cauce hacia su acuífero natural y luego se reaproveche.

Última actualización 22 de abril de 2019