Argentina
Sustentabilidad en la práctica

Un día en el espacio Mata Viva: alumnos “respiran” medio ambiente fuera del salón de clase

En el municipio de Santo Antônio de Posse, interior de São Paulo, los niños se sorprenden al ver frente a ellos una selva de seis hectáreas. Esa área, con más de 10 mil plántulas, está ubicada en la unidad de investigación y desarrollo de BASF, recibe a estudiantes del séptimo grado de la red de educación pública en el Programa de Educación Ambiental Mata Viva®. El proyecto cuenta con el apoyo de la Fundación Espacio ECO (FEE), una OSCIP (Organización de la Sociedad Civil de Interés Público) que fue creada y es mantenida por BASF desde 2005, que actúa como consultora para sustentabilidad.

“La idea era crear un programa de visitas con énfasis en el medio ambiente, para traer al público local al interior de la Estación Experimental Agrícola de BASF y hablarles de las innovaciones en tecnología que implementa BASF para el desarrollo de la agricultura sustentable”, comenta Tiago Egydio, consultor en Gestión para sustentablidad de la FEE. La acción tuvo como ejemplo el proyecto Mata Viva® de Guaratinguetá, el cual se inició en 1984 en el Complejo Químico de BASF.

Esta es el Modo Y de BASF, que une la productividad a la sustentabilidad. De esta manera, creamos química para un futuro sustentable y contribuimos para que el mundo le ofrezca más calidad de vida a todos.

Las actividades en Santo Antônio de Posse comenzaron en el año 2013. “Iniciamos con la siembra de plantines y, durante cinco años, nos encargamos de la reforestación en esta área de protección ambiental”, afirma Tiago. Durante ese período, se realizó todo el manejo necesario para potencializar el desarrollo de las plántulas que fueron sembradas bajo la supervisión de la FEE, hasta que, en el 2018, después de que la selva se formó, iniciamos el programa de educación ambiental con las escuelas.

El proyecto fue desarrollado e implantado, junto a la Secretaría de Educación municipal, por la Fundación Espacio ECO en dos etapas. Primero, se llegó a un acuerdo con coordinadores y profesores para que hicieran ejercicios con los alumnos dentro del salón de clases. Por ejemplo, una de las actividades fue mostrarles unos dibujos animados sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para explicarles, con juegos, qué son y por qué son tan importantes.

En el municipio de Santo Antônio de Posse, interior de São Paulo, los niños se sorprenden al ver frente a ellos una selva de seis hectáreas. Esa área, con más de 10 mil plántulas, está ubicada en la unidad de investigación y desarrollo de BASF, recibe a estudiantes del séptimo grado de la red de educación pública en el Programa de Educación Ambiental Mata Viva®. El proyecto cuenta con el apoyo de la Fundación Espacio ECO (FEE), una OSCIP (Organización de la Sociedad Civil de Interés Público) que fue creada y es mantenida por BASF desde 2005, que actúa como consultora para sustentabilidad.

“La idea era crear un programa de visitas con énfasis en el medio ambiente, para traer al público local al interior de la Estación Experimental Agrícola de BASF y hablarles de las innovaciones en tecnología que implementa BASF para el desarrollo de la agricultura sustentable”, comenta Tiago Egydio, consultor en Gestión para sustentablidad de la FEE. La acción tuvo como ejemplo el proyecto Mata Viva® de Guaratinguetá, el cual se inició en 1984 en el Complejo Químico de BASF.

Esta es el Modo Y de BASF, que une la productividad a la sustentabilidad. De esta manera, creamos química para un futuro sustentable y contribuimos para que el mundo le ofrezca más calidad de vida a todos.

Las actividades en Santo Antônio de Posse comenzaron en el año 2013. “Iniciamos con la siembra de plantines y, durante cinco años, nos encargamos de la reforestación en esta área de protección ambiental”, afirma Tiago. Durante ese período, se realizó todo el manejo necesario para potencializar el desarrollo de las plántulas que fueron sembradas bajo la supervisión de la FEE, hasta que, en el 2018, después de que la selva se formó, iniciamos el programa de educación ambiental con las escuelas.

El proyecto fue desarrollado e implantado, junto a la Secretaría de Educación municipal, por la Fundación Espacio ECO en dos etapas. Primero, se llegó a un acuerdo con coordinadores y profesores para que hicieran ejercicios con los alumnos dentro del salón de clases. Por ejemplo, una de las actividades fue mostrarles unos dibujos animados sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para explicarles, con juegos, qué son y por qué son tan importantes.