TOP
Argentina
Sustentabilidad en la práctica

Productividad Y sustentabilidad marcan proyecto ecoeficiente de BASF

Desde 2010 BASF es apoyada por la Fundación Espacio ECO® (FEE®), para la aplicación de la ecoeficiencia en el día a día de la fábrica de São Bernardo do Campo (SP). Esta campaña está alineada al Programa Dermarchi+Ecoeficiente, que es una iniciativa pionera de la empresa que busca medir y optimizar procesos de producción de pintura con enfoque en la mejora continua y en la implementación de una gestión cada vez más ecoeficiente.  

En ocho años de actividades, el programa ya evitó la emisión de 11,1 millones de toneladas de CO2 en la atmósfera, el equivalente a 21 vueltas con un camión alrededor de la Tierra, y contribuye a reducir el consumo de energía eléctrica en un 25% entre 2010 y 2018.

Los resultados positivos fueron apuntados en un estudio realizado por FEE®, que analiza toda la cadena de valor englobando 11 iniciativa ligadas a la optimización y reaprovechamiento de materias primas, mejoría en la cadena logística para reducir el número de viajes de camión, eficiencia energética y utilización consciente de recursos hídricos. Los datos permiten que gestores puedan tomar mejores decisiones considerando tanto los impactos ambientales como los económicos.

De acuerdo con el director presidente de FEE®, Rodolfo Viana, en este estudio fueron calculados el beneficio que Demarchi+Ecoeficienciente trajo para toda la cadena sobre la óptima de la sustentabilidad, mapeando las ganancias ambientales y económicas generadas por los cambios y orientando a los gestores en las tomas de decisión. “Este proyecto demuestra como la sustentabilidad es capaz de potencializar las actividades de una organización que, como BASF, busca más eficiencia en sus productos y procesos”.

Entre las iniciativas de Demarchi+Ecoeficiente está el compromiso de los colaboradores de la fábrica. Además de medir los resultados, FEE® apoya a los gestores de la localidad por medio del desarrollo de materiales informativos, para que lleven a cabo diálogos con sus equipos, conectando el mejor uso de los recursos y el tema de los impactos ambientales con las acciones cotidianas. Además de eso, fueron desarrollados cuestionarios interactivos para fomentar la discusión del tema entre los cerca de mil colaboradores de la localidad.

“Iniciativas como Demarchi+Ecoeficiente muestran cómo es posible conectar los actuales desafíos mundiales a soluciones que están al alcance de los gestores en las organizaciones, implementando buenas prácticas de gestión en sustentabilidad”, comenta Viana.

Para Ricardo Gazmenga, director de operaciones de Pinturas de BASF para América del Sur y del Complejo de Pinturas, estos indicadores muestran la evolución de la ecoeficiencia de la unidad desde la implementación del programa: “El rendimiento de ecoeficiencia de la fábrica fue mejor en 2018, principalmente por el menor consumo de materia primas por tonelada de pintura producida. Para el consumidor, eso significa que está comprando una pintura con menor impacto ambiental”, afirma.
El éxito del programa Demarchi+Ecoeficiente fue divulgado dos veces por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP) como uno de los casos pioneros en la Evaluación del Ciclo de Vida Organizacional en Brasil, recibiendo reconocimiento como una de las 12 mejores prácticas, contribuyendo para que BASF fuese reconocida en la categoría de sustentabilidad.

Localizado en el barrio Demarchi, en São Bernardo do Campo, el Complejo Industrial de Pinturas y Barnices de BASF tiene capacidad de producción de hasta 330 millones de litros de pinturas, esmaltes, barnices y resinas por año. Localmente, son producidas pinturas automotrices e inmobiliarias, incluyendo las marcas Glasurit y Suvinil.

Este es el modo Y de BASF, para ver el futuro y poner en práctica la sustentabilidad. Mostrar que es posible ser productivo y sostenible al mismo tiempo, generando un impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente.