Chile

Una solución para la industria y el medio ambiente

En este contexto, BASF tiene el compromiso de que, para 2020, el 100% de los aceites de palma y almendra de palma adquiridos por la empresa tengan certificación RSPO, y en el caso de las fracciones de estos aceites y de los derivados oleoquímicos primarios, por su alta complejidad en la cadena de suministro, el compromiso es alcanzar esta meta antes del 2025.

Presentar las opciones de insumos a base de aceite de palma hechos con materia prima certificada siguiendo los criterios del RSPO Mass Balance. Esta certificación garantiza que la empresa está recibiendo un ingrediente producido con responsabilidad, atendiendo a los principios y criterios del RSPO tales como libre de trabajo esclavo e infantil, con respecto a las personas y tradiciones locales y sin agredir el medio ambiente.

Última actualización nov 26, 2018