TOP
Ecuador
Sustentabilidad

Huella de carbono del producto

¿Cuántas emisiones de gases de efecto invernadero se asocian con un producto a lo largo de su ciclo de vida? Esta pregunta se ha vuelto cada vez más importante en los últimos años y una Huella de Carbono del Producto (HCP) puede ayudar a encontrar respuestas.

La HCP suma las emisiones totales de gases de efecto invernadero generadas por un producto en las diferentes etapas de su ciclo de vida. Por ejemplo, una HCP de la cuna a la puerta (parcial) considera todos los procesos desde la extracción de recursos hasta la fabricación de precursores y la elaboración del producto final hasta el punto en que sale de la puerta de la empresa. Una HCP de la cuna a a la tumba cubre el ciclo de vida completo del producto, incluidas las emisiones de la fase de uso y el final de su vida útil.

Mientras BASF trabaja continuamente para alcanzar su objetivo de crecimiento neutro de CO2 hasta 2030, cada vez más clientes toman decisiones de compra con consciencia ambiental. Por lo tanto, BASF ha desarrollado una aplicación digital para calcular las HCP de la cuna a la puerta para sus 45.000 productos de venta. Para fines de 2021, BASF podrá proporcionar HCP para su cartera global. De este modo, los clientes recibirán información valiosa sobre el grado en que los materiales de BASF contribuyen a la huella de carbono de sus actividades comerciales y sus propios productos finales.

El cálculo de la HCP de BASF se basa en las emisiones de GEI de sus propias plantas y en datos promedio de alta calidad para las materias primas y energía adquiridas.

Opciones para reducir la HCP

Las HCP brindan a nuestros clientes información valiosa sobre las palancas para evitar las emisiones de gases de efecto invernadero. Ya hoy les ofrecemos valor añadido a través del uso de materias primas alternativas. De esta forma, ayudamos a nuestros clientes a reducir la huella de carbono de sus productos.

Un ejemplo es el enfoque de balance de biomasa de BASF, en el que los recursos fósiles se reemplazan por materias primas renovables a partir de residuos orgánicos y aceites vegetales en la Producción Verbund y se asignan matemáticamente al producto de venta. Otro ejemplo de la aplicación del enfoque de balance de masas es el proyecto ChemCyclingTM. Desde 2020, BASF ofreció a sus clientes las primeras cantidades comerciales de productos que se fabrican con residuos plásticos reciclados químicamente al inicio de la producción. Los productos de venta de BASF de ambos enfoques tienen las mismas propiedades que los productos basados en materias primas puramente fósiles, pero con una menor huella de carbono.

Más en el sitio web global

Promoción de normas y reglas internacionales

Los PCF de BASF se calculan siguiendo las normas generales para la evaluación del ciclo de vida (ISO 14044) y las huellas de carbono de los productos (ISO 14067), así como la Norma de Producto de Protocolo de Gases de Efecto Invernadero.

 

Las HCP de BASF se calculan siguiendo los estándares generales para la evaluación del ciclo de vida (ISO 14044) y la huella de carbono de los productos (ISO 14067), así como el Estándar de Producto del Protocolo de Gases de Efecto Invernadero.

Sin embargo, estas normas no incluyen especificaciones concretas sobre cómo determinar exactamente la HCP para productos individuales. En ausencia de tales reglas, las HCP de los mismos productos de diferentes compañías aún no se pueden comparar completamente. Con el fin de crear condiciones de juego equitativas, BASF se compromete a introducir directrices específicas de productos para el cálculo de las HCP en la industria química, para crear condiciones de juego equitativas en toda la industria y la comparabilidad de los productos. 

 

Cómo obtener una evaluación de sostenibilidad más holística


Las HCP crean transparencia sobre las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas con nuestros productos. Al mismo tiempo, son solo una pieza de un panorama de sostenibilidad más amplio. Las evaluaciones exhaustivas de la sostenibilidad de los productos incluyen criterios ambientales, económicos y sociales. Si los clientes desean obtener un panorama más holístico, recomendamos herramientas de evaluación de criterios múltiples, como nuestro Análisis de Ecoeficiencia.