12 de julio de 2018
México, CA y C.

Cuidado de las superficies de madera

La madera aporta un toque cálido y acogedor a tu hogar, es por ello que es tan demandada en la decoración de interiores.

Las maderas varían según la especie de árbol, pero tienen en común las siguientes características:

  • Son porosas, por lo que pueden absorber la humedad del ambiente, por sumergimiento o contacto directo con el agua.
  • Son compatibles con productos como barnices, pigmentos, etc.
  • Son fácilmente tratadas y trabajadas partida o rallada.

Algunos productos naturales que se sugieren utilizar de manera tradicional para dar brillo a la madera son el vinagre de vino o vinagre de manzana.

El aceite de oliva penetra en la madera, la nutre y evita su resequedad, incluso más que un barniz comercial común. Se recomienda aplicar con un utensilio de uso común para limpiar (trapeador, trapo, etc.) y repetir cada tres o cuatro meses.

Si tienes muebles de madera que han sido dañados con utensilios fríos, mojados o muy calientes, te recomendamos los siguientes tips para eliminar ese tipo de daño:

  • Frotar suavemente con una goma de borrar hasta desaparecer esas manchas.
  • Frotar la superficie con un corcho, evitando tallar demasiado.
  • Evita utilizar un estropajo o esponja como la que normalmente se usa para lavar los trastes, pues lo único que logrará será agravar el problema.

Opta por productos con aceites esenciales de naranja o toronja, ya que son los más recomendados para la limpieza de pisos laminados de madera, puedes complementar esta rutina con aceites minerales como los mencionados anteriormente, pues proporcionan la protección y brillo que tus muebles necesitan.

Recuerda que cada material requiere diferentes cuidados, por lo que se recomienda utilizar productos enfocados a los mismos, que, en lugar de dañarlos más, prolonguen la vida útil de tus muebles.  

Última actualización 12 de julio de 2018