Cookies help us deliver our services. By using our services, you agree to our use of cookies. Learn more

Uruguay

Día Mundial del Aire Puro: BASF presenta resultados de compensación de huella de carbono en Argentina

  • La compañía logró compensar el 100% de las plantas productivas y la flota vehicular para el período 2019-2020.
  • En 2021, BASF adquirió bonos de carbono de YPF Luz mediante los cuales busca promover el desarrollo de energías renovables.
  • En alianza con Seamos Bosques, Grupo de Manejo Forestal Latinoamericana y Asociación Amigos de la Patagonia, ya se plantaron más de 3.900 árboles en distintos puntos del país entre 2020 y 2021.

 

Buenos Aires, 18 de noviembre de 2021. El jueves 18 de noviembre se celebra el Día Mundial del Aire Puro, fecha proclamada por la Organización Mundial de la Salud que se conmemora cada tercer jueves de noviembre. Este día invita a reflexionar sobre la incidencia que tiene el aire en la vida, busca concientizar sobre los riesgos que produce su contaminación y destaca la importancia de generar hábitos positivos para contribuir a su cuidado.

En ese sentido, BASF Argentina cuenta con una estrategia integral de huella de carbono que se basa en la medición, reducción y compensación de las emisiones de gases de efecto invernadero en el país. Año tras año la compañía busca concretar la compensación de emisiones de CO2 de sus cuatro plantas productivas y de su flota vehicular. Al mismo tiempo, a través de la convocatoria Conectar para Transformar, selecciona proyectos ambientales que apuntan a generar un impacto positivo en las comunidades locales en las que actúa.

El objetivo de las acciones que se llevan a cabo es contribuir a la aplicación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas y al mismo tiempo, dirigir el negocio hacia un futuro sustentable. Dichas iniciativas se encuentran alineadas con la estrategia global de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en un 25% para 2030, en comparación con 2018, y cero emisiones netas a nivel mundial para 2050.

En primer lugar, en pos de mejorar la eficiencia del consumo energético en las plantas productivas del país, BASF implementa el programa Triple E (Excelencia en Eficiencia Energética). Este programa, que incluye el asesoramiento de especialistas locales y regionales, tiene como objetivo aumentar la competitividad de la compañía a partir de la eficiencia energética, la reducción de impactos ambientales y la optimización de costos. Por caso, desde 2016 en la planta productiva de General Lagos, provincia de Santa Fe, se aumentó el ratio de eficiencia energética de 0,88 a 1,17 tn/MWh y disminuyó el ratio de intensidad de emisiones GEI (tn CO2/Tn producción) de 0,19 a 0,14, como consecuencia de la implementación de proyectos relacionados a este programa.

Por otra parte, para lograr la compensación total anual de emisiones de CO2 de la flota vehicular y de las plantas productivas, BASF lleva a cabo, en alianza con socios estratégicos, mecanismos de compensación de emisiones que incluyen la compra de bonos de carbono y el desarrollo de acciones de reforestación y conservación de bosques nativos.

En 2021, la compañía adquirió bonos de carbono de YPF Luz mediante los cuales busca invertir en el desarrollo de energías renovables en el país y compensar las emisiones de carbono generadas. Los Certificados de compensación de Emisiones adquiridos cumplen con el Estándar de Carbono Verificado (VCS) y fueron generados en el Parque Eólico Manantiales Behr, ubicado en Comodoro Rivadavia, Chubut. Este parque opera bajo estándares BID con una capacidad instalada de 99 MWh, con un factor de capacidad del 62%, uno de los más altos del mundo. El proyecto Manantiales Behr genera más de 500GWh de energía renovable eficiente al año y cumple con altos estándares de sustentabilidad.

Asimismo, BASF impulsa la reforestación y conservación de bosques nativos de la Argentina con el objetivo de recuperar su estructura y funcionalidad, y mitigar el riesgo del cambio climático. Con este objetivo en 2020 la compañía se unió a Seamos Bosques y a la Asociación Amigos de la Patagonia, ambas organizaciones de triple impacto. Como resultado de estas alianzas en 2020 se plantaron 2.141 árboles junto a la Asociación Amigos de la Patagonia, equivalentes a la compensación de 450 Tn CO2, y un total de 1.000 árboles junto a Seamos Bosques, con un potencial de compensación en 25 años de 3.400 Tn CO2. Dicha reforestación incluye tecnología de georreferenciación para monitorear la ubicación de los árboles y su desarrollo en los primeros años de crecimiento, y cámaras trampa con el objetivo de monitorear especies de la fauna nativa, muchas veces consideradas como especies amenazadas.

Este año las acciones de reforestación se articularon junto a Seamos Bosques, organización con la que se plantaron 500 árboles en Tucumán, y Grupo de Manejo Forestal Latinoamericana junto a quien se plantaron más de 830 árboles de especies nativas en la Reserva Natural Rincón de Santa Maria ubicada en la provincia de Corrientes, generando impactos positivos en la biodiversidad ya que promueve el óptimo desarrollo de la fauna y flora nativa en un área con poblaciones de aves amenazadas a nivel global. A su vez, la división de Soluciones para la Agricultura incorporó a su programa de beneficios para clientes y productores “Multiplica“, la posibilidad de compensar la huella de carbono mediante la restauración de árboles nativos en el ecosistema de Yungas, de la provincia de Tucumán. BASF colabora con los agricultores para lograr una reducción del 30% de las emisiones de CO2 por tonelada de cultivo producido.

BASF Argentina lleva adelante este tipo de proyecto de compensación de emisiones que combina el cuidado ambiental con la contribución al desarrollo de las comunidades locales en las que actúa. Con todas estas acciones locales BASF logró compensar el 100% de su huella de carbono de las plantas productivas y la flota vehicular para el período 2019-2020, que representan un total de 5.376 Tn CO2eq.

Por otro lado, a fines de 2021 BASF comunicará las emisiones generadas en la elaboración de cada producto de su portafolio, que contiene aproximadamente 45 mil soluciones. Esta acción, que mide la Huella de Carbono del Producto, abarca todas las emisiones de gases de efecto invernadero que ocurren hasta que el producto se envía al cliente: desde la materia prima adquirida hasta el uso de energía en los procesos de producción. Con esto, los clientes podrán medir, administrar y reducir la huella de CO2 de sus actividades y productos finales. Esto facilitará el desarrollo de planes en conjunto para reducir las emisiones de CO2 a lo largo de la cadena de valor.

A nivel global, BASF participa en el programa establecido por la organización internacional CDP (Carbon Disclosure Project) para informar sobre datos relevantes para la protección del clima desde 2004. La protección climática es relevante para la sociedad actualmente y constituye una prioridad para BASF. La compañía apoya el Acuerdo de París, para limitar el calentamiento global a menos de 2 grados Celsius, y el Objetivo de Desarrollo Sostenible de la ONU (ODS) número 13, de Acción contra el Cambio Global del Clima. BASF busca contribuir con la protección climática por medio de sus soluciones, operaciones y de su colaboración con el gobierno, la sociedad y los clientes.

 

Acerca de BASF

En BASF, creamos química para un futuro sustentable. Combinamos el éxito económico con la protección ambiental y la responsabilidad social.  Los aproximadamente 110 mil colaboradores del Grupo BASF trabajan para contribuir con el éxito de nuestros clientes en casi todos los sectores y países del mundo. Nuestro portafolio está organizado en 6 segmentos: Químicos, Materiales, Soluciones Industriales, Tecnologías de Superficie, Nutrición y Cuidado y Soluciones para la Agricultura. BASF generó ventas superiores a los €59 mil millones en el 2020. Las acciones de BASF se cotizan en las bolsas de Frankfurt (BAS) y como American Depositary Receipts (BASFY) en los Estados Unidos. Más información en www.basf.com.