TOP
Uruguay
Sustentabilidad en la práctica

Limpieza industrial e innovación sustentable

Datos proporcionados por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) de Colombia, en su Estudio Nacional del Agua realizado en el 2014, evidencian que cerca de 1 000 000 de toneladas de materia orgánica no biodegradable son vertidas a los sistemas hídricos del país cada año, siendo Bogotá, Cali, Medellín y Cartagena las ciudades más contaminadas. Adicionalmente, Ricardo Baduin, director de Recursos Hídricos del Ministerio de Ambiente, afirma que las industrias aportan la mayor parte de residuos que contaminan los ríos.  Razones por las cuales, se evidencia la necesidad de crear proyectos de sustentabilidad que mitiguen esta problemática.

Una de estas iniciativas es realizada por Klaxen, empresa vallecaucana que se dedica al desarrollo, producción y comercialización de insumos especializados de limpieza industrial, quien apoyada por BASF desde el 2009, ha logrado destacarse por su enfoque sustentable.

Además de eso, con el objetivo de entender las necesidades del mercado, los desafíos de la industria y de los usuarios finales, BASF contribuyó ampliamente a los procesos de innovación de Klaxen. “Juntos creamos alternativas para limpiar y desinfectar los espacios industriales de forma sustentable, buscando mayor eficiencia en las áreas económica, ocupacional y ambiental”, afirma Ángela Mojica, coordinadora de Negocios de Asistencia Domestica e Industrial de BASF en Colombia.

Entre todas las opciones disponibles por Klaxen para limpieza industrial, está el método de limpieza en seco, hecho sin utilización de agua, y el proceso para desinfectar ambientes industriales con el uso de cloro orgánico, no exigiendo agua en su aplicación, y garantizando que las superficies estén libres de microrganismos. Ejemplo de esto es que, en una fábrica de alimentos, fue posible reducir el uso de agua de 36 a 11 m³, o sea, caso 70% de economía. 

Imprimir

Entre todas las opciones disponibles por Klaxen para limpieza industrial, está el método de limpieza en seco, hecho sin utilización de agua, y el proceso para desinfectar ambientes industriales con el uso de cloro orgánico, no exigiendo agua en su aplicación, y garantizando que las superficies estén libres de microrganismos. Ejemplo de esto es que, en una fábrica de alimentos, fue posible reducir el uso de agua de 36 a 11 m³, o sea, caso 70% de economía.

Además de eso, para Klaxen, es esencial asegurar el bienestar de sus colaboradores y clientes para garantizar que sus productos, además de amigables al medio ambiente, sean seguros para los usuarios. Como parte de este abordaje, provee entrenamiento para el equipo de trabajo de sus clientes, realizando capacitación presencial y virtual con su plataforma de aprendizaje K Learning.

Para Erika Jaramillo, CEO de Klaxen, se puede revolucionar la industria de la limpieza. “Ya estamos pasando por la tercera generación de limpieza verde o ‘Green Cleaning 3.0’, que es una estrategia sostenible fundamentada en el uso adecuado de los recursos para que no afecten la salud de las personas y no tengan ningún impacto negativo en el medio ambiente”.

Con esta estrategia, BASF y Klaxen contribuyen a garantizar la disponibilidad de agua, su gestión y saneamiento sostenible para todos, además de proponer modalidades de consumo y producción amigables con el medio ambiente, cumpliendo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible propuestos por la ONU.