Cookies help us deliver our services. By using our services, you agree to our use of cookies. Learn more

Venezuela
Sustentabilidad en la práctica

Demarchi ecoeficiência

Desde 2010, BASF cuenta con el apoyo de la experiencia de la Fundação Espaço ECO® (FEE®), que, a través de la aplicación de la metodología de análisis de ecoeficiencia, sigue la vida coti-diana de la fábrica de Demarchi en São Bernardo do Campo (SP). Dermarchi+Ecoeficiente es una iniciativa pionera de la empresa que tiene como objetivo medir y optimizar los procesos de producción de tinta con un enfoque en la mejora continua y la implementación de una gestión cada vez más ecoeficiente.

 

El programa ya ha evitado la emisión de 3.29mil toneladas de CO2 a la atmósfera, el equiva-lente a la emitida por un camión de 14 toneladas cuando fue 62 vueltas alrededor de la Tierra, además de reducir en un 55% el volumen de agua consumida por la administración (aseos, cocina, jardines, fuentes de agua, entre otros) y la producción de la fábrica.   Además, entre 2018 y 2019, incluso con un aumento del 16% en la producción, el programa contribuyó a re-ducir el consumo de electricidad en un 20% y también a reducir la generación de gases de efecto invernadero en un 3%.

 

Resultados positivos fueron señalados en un estudio realizado por FEE®, que analiza toda la cadena de valor, abarcando 11 iniciativas relacionadas con la optimización y reutilización de materias primas, mejoras en la cadena logística para reducir el número de viajes de camiones, eficiencia energética y conciencia utilización de los recursos hídricos. Los datos permiten a los administradores tomar mejores decisiones teniendo en cuenta los impactos ambientales y económicos.

 

En este estudio, se calculó el beneficio que Demarchi+Ecoeficiente trajo a toda la cadena desde la perspectiva de la sostenibilidad, mapeando las ganancias ambientales y económicas generadas por los cambios y guiando a los gerentes en la toma de decisiones. El proyecto demuestra cómo la sostenibilidad es capaz de potenciar las actividades de una organización que, como BASF, busca más eficiencia en sus productos y procesos. 

 

Entre las acciones de Demarchi+Ecoeficiente, se encuentra el compromiso de los empleados de la fábrica. Además de medir los resultados, FEE® apoya a los gerentes locales a través del desarrollo de materiales informativos para que puedan dialogar con sus equipos, conectando el mejor uso de los recursos y el tema de los impactos ambientales con las acciones cotidia-nas. Además, se desarrollaron cuestionarios interactivos para fomentar la discusión del tema entre cerca de mil empleados de la localidad.

 

Iniciativas como Demarchi+Ecoeficiente muestran cómo es posible conectar los desafíos glo-bales actuales con soluciones que están al alcance de los gerentes de las organizaciones, im-plementando buenas prácticas de gestión de la sostenibilidad. 

 

Los indicadores muestran la evolución de la ecoeficiencia de la unidad desde la ejecución del programa. BASF mejora constantemente el rendimiento ecológico de la fábrica, principal-mente debido al menor consumo de materia prima por tonelada de pintura producida. Para el consumidor, esto significa que está comprando una pintura con menos impacto ambiental. 

 

Además de los beneficios ambientales, el proyecto tuvo importantes impactos positivos en el negocio de la empresa, tanto en términos operativos como económicos. Por cada R$ 1 invertido por BASF, el proyecto devuelve R$ 9 en ahorros a la empresa. Solo en 2019, fue posible observar una reducción en los costes de la empresa con materia pri-ma (3%), energía (5%) y mantenimiento (8%). También podemos destacar la preserva-ción y creación de valor por parte de la empresa, la optimización del uso de los recur-sos naturales, la identificación de riesgos y oportunidades, la motivación para el cambio de comportamiento y la relación con los clientes, la sociedad y la prensa.

iconografia.jpg

Los resultados fueron tan positivos que las buenas prácticas del programa se están ex-tendiendo a la unidad BASF en Jaboatão dos Guararapes (PE), donde también se pro-ducen pinturas decorativas. Además, la iniciativa Demarchi+Ecoeficiente fue publicada dos veces por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) como uno de los casos pioneros de la aplicación de la Evaluación del Ciclo de Vida Organizacional en todo el mundo, destacándose como una de las 12 mejores prácticas, contribuyendo a que BASF sea reconocido en la categoría de sostenibilidad. 

 

Ubicado en el barrio Demarchi, en São Bernardo do Campo (SP), el Complejo Industrial de Pinturas y Barnices de BASF tiene una capacidad de producción de hasta 330 millones de litros de pinturas, esmaltes, barnices y resinas al año. Las pinturas para automóviles y pinturas in-mobiliarias se producen en la localidad, incluyendo las marcas Glasurit y Suvinil.

 

Esta es el Camino E de BASF, para visualizar el futuro y poner en práctica la sostenibilidad. Demostrando que es posible ser productivo y sostenible al mismo tiempo, generando impac-tos positivos para la sociedad, el medio ambiente y los negocios. Además, la ejecución de este proyecto cumple cinco de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Uni-das: Objetivo 3 (garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos y todas las eda-des), objetivo 7 (garantizar un acceso fiable, sostenible, moderno y asequible a la energía para todos), objetivo 12 (garantizar modalidades sostenibles de producción y consumo), ob-jetivo 13 (adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos) y el ob-jetivo 17 (fortalecer los medios de ejecución y revitalizar la alianza mundial para el desarrollo sostenible).