TOP
13 de junio de 2018
España
Spain

Las innovaciones de BASF ayudarán a convertir los vehículos eléctricos en una realidad para todos

  • Los materiales para baterías creados por BASF definen el futuro de la movilidad eléctrica
  • Los materiales activos para cátodos de BASF aumentan la potencia y la fiabilidad de las baterías y reducen su coste
  • Las innovaciones de BASF ayudarán a prolongar la autonomía real y reducirán drásticamente el tiempo de carga de los coches eléctricos de tamaño medio

 

Con la llegada del verano y de días más soleados en el hemisferio norte, el tráfico aumenta inevitablemente en autopistas, ciudades y lugares turísticos. Además, el aumento del número de trabajadores en tránsito contribuye a aumentar las emisiones de óxido de nitrógeno y dióxido de carbono, con efectos adversos para la calidad del aire y el clima. En el año 2025, habrá unos 1.500 millones de coches en las carreteras de todo el mundo. "La creciente necesidad de movilidad crea retos, pero al mismo tiempo ofrece grandes oportunidades para desarrollar tecnologías innovadoras para su resolución", afirma Martin Brudermüller, presidente de la Junta Directiva y director tecnológico de BASF.

BASF, proveedor líder de productos químicos a nivel mundial para el sector de la automoción, ofrece una amplia gama de soluciones para automóviles, como catalizadores de emisiones móviles, sistemas de recubrimiento, plásticos de alto rendimiento y aditivos para combustibles. Desde el desarrollo del convertidor catalítico en 1973, las tecnologías catalíticas de BASF han eliminado más de mil millones de toneladas de contaminantes. BASF ha estado y seguirá estando comprometido con la mejora de la calidad del aire. El desarrollo continuo de tecnologías avanzadas de control de emisiones y el aumento de la demanda de coches eléctricos ayudarán a reducir las emisiones y aumentarán la calidad del aire a escala mundial. La movilidad eléctrica, especialmente en combinación con las energías renovables, es un elemento fundamental para resolver las necesidades de movilidad a nivel mundial. El almacenamiento eficiente y rentable de energía eléctrica en baterías será indispensable para el éxito comercial de los coches eléctricos. Todo es cuestión de química.

Los materiales de las baterías marcan la diferencia
La mayoría de los vehículos eléctricos actuales utilizan baterías de ion de litio. Uno de los componentes más importantes de estas baterías son los materiales activos para cátodos. Estos determinan la eficiencia, fiabilidad, costes, durabilidad y tamaño de la batería. Sus propiedades aportan velocidad, aceleración y potencia a toda clase de vehículos, desde coches compactos hasta todoterrenos, camiones y autobuses. "Los materiales activos para cátodos de BASF hacen que cada celda de la batería sea más potente, fiable y asequible. Ofrecen excelentes oportunidades para mejorar el rendimiento con unos costes más reducidos. Aquí es donde la química puede ser el elemento decisivo en lo que a innovación y generación de valor se refiere", añadió Brudermüller.

Investigación en los materiales activos para cátodos del mañana
Los investigadores de BASF están decididos a proporcionar a los materiales activos para cátodos un nivel superior de eficiencia para fomentar la constante evolución de la movilidad eléctrica. Todo consiste en modificar la composición química, la morfología (forma y estructura) y el proceso de producción. Gracias a estas innovaciones decisivas, BASF aspira a producir los materiales activos para cátodos con la máxima densidad de energía del mercado. En el año 2025, esta labor ayudará a hacer realidad el concepto de un coche eléctrico de tamaño medio con el doble de autonomía real (de 300 a 600 km con una sola carga) y vida útil de las baterías, un tiempo de carga reducido a 15 minutos y baterías fabricadas con la mitad de tamaño y de costes. BASF prevé que el mercado de las baterías de ion de litio crecerá rápidamente.

La oferta de materiales para baterías de BASF incluye el óxido de aluminio cobalto-níquel (NCA) y el óxido de manganeso cobalto-níquel (NCM) BASF cuenta con centros de I+D en todo el mundo cerca de sus clientes en Ludwigshafen, Alemania; Beachwood, Ohio, EE.UU.; Shanghái, China, así como Amagasaki y Onoda, Japón. Esta proximidad garantiza un buen conocimiento de las expectativas de los clientes y las necesidades del mercado. BASF complementa sus capacidades propias con colaboraciones con científicos destacados, startups y el ámbito académico en todo el mundo.

Como parte de la red científica de BASF en materia de electroquímica y baterías, BASF participa asimismo en el desarrollo de materiales nuevos y mejorados a través de su colaboración con el Instituto de Tecnología de Karlsruhe (KIT) y su Laboratorio de Electroquímica y Baterías (BELLA) cofinanciado. Junto con instituciones académicas y socios privados, BASF forma parte de numerosos proyectos de investigación financiados en parte por instituciones públicas como el Ministerio Federal Alemán para la Educación y la Investigación y el Ministerio Federal Alemán de Economía y Tecnología.

Presencia mundial para los mercados locales
BASF es miembro destacado del mercado de materiales para baterías y dispone de plantas piloto y de producción en las regiones más importantes: Ludwigshafen, Alemania; Elyria y Beachwood, Ohio, EE. UU.; Battle Creek, Michigan, EE. UU.,  y Onoda y Kitakyushu, Japón. BASF suministra materiales para cátodos a las plataformas de los principales fabricantes de equipos originales del sector automotriz y está ampliando su negocio de materiales para baterías. En el año 2017, BASF aumentó su capacidad productiva en Asia, reforzó su presencia en EE.UU. y anunció su intención de ampliar su capacidad productiva en Europa.

En Estados Unidos, BASF y TODA KOGYO han constituido BASF Toda America LLC (BTA), que producirá y comercializará materiales para cátodos de NCM y NCA de alta energía en Elyria, Ohio y Battle Creek, Michigan. Esta colaboración en Estados Unidos sitúa a BASF en una posición de suministro estratégica y le permite producir materiales innovadores para cátodos con el fin de satisfacer las necesidades de sus clientes mundiales más importantes. En Japón, la colaboración entre BASF y TODA KOGYO, BASF TODA Battery Materials LLC (BTBM), ha ampliado la capacidad de su planta de Onoda.

Acerca de BASF
En BASF creamos química para un futuro sostenible. Combinamos el éxito económico con la protección medioambiental y la responsabilidad social. Los más de 115.000 empleados del Grupo BASF trabajan para contribuir al éxito de nuestros clientes en prácticamente todos los sectores y casi todos los países del mundo. Nuestra oferta está organizada en cinco segmentos: Chemicals, Performance Products, Functional Materials & Solutions, Agricultural Solutions y Oil & Gas. En el año 2017, BASF generó ventas por valor de más de 64.500 millones de euros. Las acciones de BASF cotizan en las bolsas de Frankfurt (BAS), Londres (BFA) y Zúrich (BAS). Para más información, visite www.basf.com.

Sobre la división de catalizadores de BASF
La división de catalizadores de BASF es el principal proveedor mundial de catalizadores ambientales y de proceso. El grupo ofrece su excepcional experiencia en el desarrollo de tecnologías que protegen el aire que respiramos, producen los combustibles que impulsan nuestro mundo y garantizan una producción eficiente de una gran variedad de productos químicos y plásticos, entre otros, incluidos materiales de baterías avanzados. Gracias a nuestras plataformas de I+D líderes en el sector, la pasión por la innovación y el conocimiento profundo de metales preciosos y básicos, la división de catalizadores de BASF desarrolla sus propias y exclusivas soluciones que llevan a sus clientes al éxito. Si desea más información sobre la división de catalizadores de BASF, visite la página web www.catalysts.basf.com.

Última actualización 13 de junio de 2018