TOP
Spain
Sostenibilidad

Reducir las emisiones en toda la cadena de valor 

En nuestras plantas de producción y a lo largo de la cadena de valor con nuestros socios, trabajamos infatigablemente para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en nuestras actividades empresariales. 

La producción química precisa una gran cantidad de energía y algunos procesos también generan gases de efecto invernadero como subproductos. 

Aspiramos a seguir reduciendo las emisiones de estos gases resultantes de la generación de energía en plantas eléctricas y de los procesos de producción. Nuestros expertos trabajan constantemente en la mejora de los procesos y la configuración de nuestras instalaciones.

 

Además, animamos a que nuestros colaboradores contribuyan activamente a mejorar nuestra eficiencia mediante la realización periódica en diversas plantas de BASF de campañas para recoger lo que tengan que proponernos. Cada idea que se lleva a la práctica conlleva una retribución económica que es proporcional a la reducción en los costes y en los gases de efecto invernadero. De este modo, conseguimos una reducción de las emisiones de varios cientos de toneladas de equivalentes de CO2 cada año.

 

Por lo tanto, ya hemos contribuido enormemente a una mayor protección del clima. Hemos sido capaces de reducir las emisiones absolutas en las actividades químicas en un 49,9 % en comparación con 1990. La reducción por tonelada métrica de producto destinado a la venta fue, de hecho, del 75 %.

 

Catalizadores de la descomposición del óxido nitroso

El uso de catalizadores de la descomposición del óxido nitroso (N2O) es un factor importante para la reducción de emisiones en nuestra producción. Hemos instalado nuestros propios catalizadores de la descomposición del N2O en todas las plantas en las que se genera óxido nitroso como subproducto.

 

Suministro de energía sostenible para plantas de producción

La energía es uno de los principales factores de coste de la producción. Por consiguiente, la eficiencia en la generación y el uso de energía en la producción es esencial para BASF. A este respecto, nuestro Energy Verbund y las centrales de producción combinada de calor y electricidad son de suma importancia.

 

No nos cansamos de explorar el uso de energías renovables. Lo importante aquí es la compra de electricidad. Nuestras investigaciones también contribuyen a incrementar la eficiencia de las tecnologías para el uso de fuentes de energías renovables. 

 

Verbund de Energía

Nuestro concepto Verbund, que se aplica a todas las plantas principales, contribuye sustancialmente a la eficiencia energética vinculando nuestra producción con nuestra demanda de energía. El calor residual de los procesos de producción se captura para utilizarlo como energía en otras plantas de producción. Gracias al Verbund de Energía, BASF ha ahorrado en 2019 alrededor de 19,2 MWh al año, lo que equivale a una reducción anual en emisiones de CO2 de 3,9 millones de toneladas métricas. El 46 % del consumo de vapor del grupo BASF está cubierto aquí por el aprovechamiento del calor excedente de los procesos y de la energía de los subproductos originados durante la producción. El Verbund es una de nuestras principales fortalezas para garantizar el uso eficiente de recursos. Por consiguiente, es un factor clave del éxito de BASF en la competencia a nivel mundial y en la protección del medio ambiente. 

SITE DE LUDWIGSHAGEN-BASF.jpeg

Verbund site de Ludwigshafen

Producción combinada de calor y electricidad

Cada vez utilizamos más plantas combinadas de producción de calor y electricidad (plantas CHP, combined heat and power) para generar tanto electricidad como vapor. Estas plantas de cogeneración son un medio extraordinariamente eficaz de suministrar energía y, al permitir un ahorro total de combustible de casi el 90 %, están a la cabeza entre los métodos de conversión de energía aptos para uso a escala industrial. Más de 25 plantas de turbina de gas que generan de forma combinada calor y electricidad, la mayoría explotadas por BASF, abastecen a nuestras plantas en todo el mundo. Mediante la utilización de la tecnología de producción combinada de calor y electricidad, somos capaces de satisfacer alrededor del 70 % de la demanda de electricidad de BASF y hemos ahorrado unos 12,4 millones de MWh de combustibles fósiles en 2019 si lo comparamos con la generación convencional de electricidad y vapor. Esto supone 2,4 millones de toneladas métricas de emisiones de carbono evitadas. 

planta-quimica-basf.jpeg

Generación de energía eficiente con cabezal y planta de energía combinados

Más información sobre el abastecimiento de energía en el grupo BASF:  ver el informe de BASF (Energy supply of BASF Group 2019)

 

Gestión de la energía, eficiencia energética e ISO 50001 en BASF

Como compañía con una gran demanda de energía, llevamos ya décadas prestando atención al uso eficiente de la energía. Gracias a nuestra gestión integral de la energía, analizamos, mejoramos y revisamos constantemente nuestro rendimiento energético. Para 2020, queremos haber introducido sistemas certificados de gestión energética (DIN EN ISO 50001) en todos los centros de producción relevantes. La selección de los centros relevantes estará determinada por la cantidad de energía primaria utilizada y los precios locales de la energía. Los centros relevantes representan el 90 % de la demanda de energía primaria de BASF. A finales de 2019, 82 centros a nivel mundial contaban con certificación, lo que supone el 85 % de nuestra demanda de energía primaria.

Puedes encontrar  aquí un folleto sobre «Gestión de la energía, eficiencia energética e ISO 50001 en BASF». Los certificados están disponibles previa petición.

Sistemas certificados de gestión energética (ISO 50001) en los centros del Grupo BASF en todo el mundo, en términos de la demanda de energía primaria1

certified-energy-management-systems-2019.jpg

1 Hemos cambiado el método utilizado para calcular los indicadores ambientales relevantes en comparación con el año anterior. Puede encontrar más información aquí. Las cifras de 2018 se han ajustado según el nuevo método.

Materias primas y proveedores   

La estrecha colaboración entre socios a lo largo de toda la cadena de valor es uno de los principales factores que ha contribuido a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, porque a menudo las oportunidades para reducir las emisiones solo pueden aprovecharse mediante un esfuerzo conjunto. En la producción de materias primas, precursores, fuentes de energía, servicios y bienes de capital comprados por BASF en 2019 se generaron 54 millones de toneladas métricas de emisiones de gases de efecto invernadero. Trabajamos con proveedores de materias primas cuidadosamente seleccionados para cada proyecto, examinando soluciones que contribuirán a reducir estas emisiones.

La protección medioambiental, la seguridad laboral y las normas sociales, además de criterios económicos, forman parte de la evaluación de las relaciones con proveedores nuevos y existentes, y constituyen una parte fundamental de nuestras condiciones de compra.

Transporte

El transporte intermodal es un importante factor que contribuye a la reducción de emisiones en la logística. El transporte de bienes por ferrocarril en lugar de por carretera reduce las emisiones de CO2 en hasta el 65 %. BASF utiliza el transporte intermodal en sus principales centros de producción en Ludwigshafen, Schwarzheide y Amberes. 

 

basf-alemania.jpeg