27 de octubre de 2016
España
Spain

Accidente en North Harbor, Ludwigshafen

Actualización del 27 de octubre

El pasado 17 de octubre a las 11.30 de la mañana, se produjo una explosión que derivó en un incendio en el puerto fluvial norte del complejo productivo de Ludwigshafen. “Lamentamos profundamente el fallecimiento de dos compañeros del departamento de bomberos de BASF y un marinero. Queremos expresar nuestra total solidaridad con sus familiares y amigos. Muchas personas han resultado heridas, algunas de gravedad. Nuestros pensamientos están con ellos y deseamos su pronta recuperación”, ha dicho Kurt Bock, presidente de la Junta Directiva de BASF SE, durante la rueda de prensa celebrada hoy en Ludwigshafen.

A continuación se detalla información actualizada sobre el accidente:

Víctimas: dos empleados miembros de la brigada de bomberos de BASF y un empleado de un buque cisterna fallecieron a consecuencia del accidente. Ocho personas resultaron heridas de gravedad; otras 22 resultaron heridas leves. Uno de los heridos leves ha sido dado de alta.

Curso de los acontecimientos: Los hechos están siendo investigados por la oficina del fiscal público de Frankenthal. El lugar del accidente permanece cerrado. Días antes, una empresa especializada en la construcción de tuberías realizó trabajos de montaje en una ruta de tuberías de etileno vaciada y asegurada. El objetivo de los trabajos de montaje era cambiar diversas partes de las tuberías como medida de mantenimiento preventiva. El 17 de octubre, el fuego se inició a las 11.30 de la mañana cerca de los trabajos de montaje. Fuerzas del cuerpo de bomberos de BASF, servicios de emergencia y protección del medio ambiente se personaron pocos minutos después en el lugar del incendio e iniciaron inmediatamente las operaciones de emergencia. Al inicio de las mismas, se produjo una explosión, probablemente en la tubería de etileno. La explosión dio lugar a incendios posteriores a lo largo del rack de tuberías, dañando otros productos y tuberías de suministro. Fuerzas adicionales de emergencia comenzaron inmediatamente las tareas de rescate, así como medidas de extinción y enfriamiento. “Los equipos de emergencias trabajaron en situación extrema. Su esfuerzo no puede expresarse con palabras”, ha afirmado Margret Suckale, miembro de la Junta Directiva y directora del centro de producción de Ludwigshafen.

El cuerpo de bomberos realizó la quema controlada de fugas de producto de acuerdo con el concepto de extinción de incendios para gases comprimidos. Las tuberías afectadas incluyen las utilizadas para etileno, propileno, butileno, gasolina de pirólisis y etilhexanol. El fuego fue extinguido el 17 de octubre a las 9.30 de la noche.

Impacto medioambiental. Tras el inicio del incendio, se llevaron a cabo mediciones integrales del aire en la puerta del centro de producción y zonas que lo rodean en Ludwigshafen y Mannheim. Las mediciones no mostraron niveles elevados de sustancias peligrosas, según han confirmado el Ministerio de Medio Ambiente de Renania-Palatinado y la ciudad de Ludwigshafen. Las mediciones adicionales realizadas por las ciudades de Speyer, Worms y Frankenthal no mostraron niveles elevados. Los niveles elevados registrados se limitaron a la zona inmediata del incidente. BASF ha publicado los resultados de las mediciones del aire, así como un mapa online. Las muestras de agua tampoco mostraron niveles elevados de sustancias peligrosas. Es probable que exista contaminación del suelo del lugar del accidente.

Estado de la investigación. El 26 de octubre, el fiscal del distrito de Frankenthal/Pfalz y la Jefatura de Policía de Rheinpfalz anunció la siguiente información sobre el progreso de la investigación: "En el curso de investigaciones intensivas llevadas a cabo directamente en el lugar de los hechos, se ha demostrado la existencia de un corte en una tubería. Este fue realizado presuntamente con un disco de corte. Se estaban realizando tareas de mantenimiento usando una sierra radial en una tubería adyacente. El corte en la tubería no formaba parte de este trabajo. La tubería contenía un refinado inflamable” (extracto de la nota de prensa del fiscal del distrito de Frankenthal/Pfalz y la Jefatura de Policía de Rheinpfalz, traducido por BASF). De acuerdo con la evaluación actual y preliminar, los hechos podrían haberse desencadenado de la siguiente manera: la tubería que sufrió un corte contenía una mezcla de butileno. BASF asume que hubo una fuga de este producto que se incendió debido a las chispas producidas por la sierra radial, lo que podría haber dado lugar al fuego que causó la explosión descrita. BASF continuará apoyando a las autoridades durante la investigación de la causa exacta del accidente.

La seguridad en el centro de producción de Ludwigshafen. La seguridad es la primera prioridad de BASF, tanto en el site Ludwigshafen como a nivel mundial. La protección del medio ambiente, la salud y la seguridad son componentes fundamentales de los valores y objetivos de la empresa. BASF actúa con responsabilidad, siempre da prioridad a la seguridad en sus plantas existentes, y especialmente cuando planifica y construye nuevas plantas. En la última década, cada año se ha invertido considerablemente más en el site de Ludwigshafen de lo que fiscalmente se ha amortizado. Como resultado, la compañía ha sido capaz de renovar más de un tercio de los activos fijos en el lugar, por lo que es más seguro y sostenible. Adicionalmente, se han invertido un total de 10.000 millones de euros en mantenimiento y reparación, aumentando cada año.

Las plantas de producción están en buenas condiciones. Lo confirman las inspecciones realizadas por diversas autoridades competentes, así como nuestras auditorías internas. Cada año, se llevan a cabo más en el site de Ludwigshafen más de 300 encuentros con las autoridades supervisoras. 160 de ellos son inspecciones con o sin previo aviso. Landeshafen North (el puerto fluvial norte del complejo) y las tuberías dañadas fueron inspeccionados por última vez en septiembre de 2012, según lo previsto. Las inspecciones concluyeron que no existía deficiencia técnica u organizativa alguna.

Efectos económicos y próximos pasos. A causa del fuego, el suministro de materia prima de los steamcrackers tuvo que ser interrumpida; otras plantas de producción de nuestro Verbund, especialmente las que utilizan etileno y propileno en su cadena de valor, pararon o redujeron su producción. Algunas plantas pudieron continuar produciendo al utilizar los stocks de materia prima existente. Varias plantas, entre ellas los steamcrackers, han empezado de nuevo su producción. En las próximas semanas, las plantas restantes reiniciarán gradualmente su actividad. BASF está evaluando varias medidas para minimizar el impacto sobre las entregas a sus clientes. La compañía informó inmediatamente a los clientes afectados y se encuentra en estrecho contacto con ellos para mantenerlos informados acerca de la disponibilidad actual de productos.

Última actualización 26 de noviembre de 2018